Walter Domville y el alucinante televisor espectral

¿Te imaginas tener un abuelo inventor? Si a ello le sumas que su último invento es un televisor que transforma los aparatos eléctricos en zombies y que alguien muy cercano (no diré quien para no hacer spoiler) es un agente del Departamento de Actividades Paranormales del Ejercito, la emoción está servida…

Walter Domville y el alucinante televisor aspectral de Ander Pérez publicado por Fun Readers, es una de las novedades que hemos #pescado este verano en el Memoria de Peix

Walter Domville cree que va pasar otro verano aburrido en casa de su abuela. Lo que no espera es que al llegar a su casa, la abuela haya desaparecido sin dejar rastro. Mientras sus padres dan con ella él se queda (en contra de su voluntad) al cuidado de Madison, una adolescente, su hermana pequeña Emmie y Thad, el chaval más raro del pueblo. Bueno, y Nicomedes, el koala mascota de su abuela que además de hablar (como consecuencia de uno de los inventos de su abuelo) se tira pedos constantemente.

El caso es que el grupo de chavales se ven envueltos en un maremagnum de persecuciones de aparatos que cobran vida cuando ponen en marcha el último invento del abuelo: un televisor espectral que “repara las cosas no vivas” según el manual… bueno, lo que hace es transformar en zombis a cualquier aparato eléctrico de la casa (incluso alguno inventado como la cafetera-molinillo). Tras una persecución (más que caótica) por toda la casa terminan en la buardilla donde descubrirán una puerta secreta…

Y hasta aquí puedo explicar para no #spoilear de más y os entre el gusanillo de leer el libro. Aquí os dejo un vídeo de youtube que ha publicado la misma editorial con una canción bien chula titulada Mil aventuras! (lee más abajo la causa solidaria)

La psinopsis del libro que presenta la editorial Fun Readers:

Me llamo Walter Domville y… ¡ME HA OCURRIDO ALGO TERRIBLE!
Mi abuela ha desaparecido, mis padres han ido en su busca dejándome en compañía de los vecinos más raros de Gloomy Hills y, por si esto fuera poco, un invento llamado TELEVISOR ESPECTRAL acaba de convertir a todos los aparatos eléctricos de casa en… ¡¡¡COSAS ZOMBI!!!
¿QUÉ MÁS ME PUEDE PASAR? (Tendrás que leer este libro para averiguarlo)

Una novela para adolescentes que seguro que conseguirá que no sea nada aburrido el verano… 

Ander Pérez es un (chico todoterreno) reconocido compositor y productor musical, que ha trabajado con grandes artistas de la talla de Sweet California, Calum Auryn, y que incluso ha colaborado en la composición de la canción principal de Atrapa la bandera ganadora de un Goya en 2016.
Ahora se lanza a una nueva aventura donde es el autor del texto, de las ilustraciones y también es compositor de la canción «MIL AVENTURAS» que colabora con una causa solidaria, donando el 100% de los beneficios a la ONG “Save the children” 

La puedes descargar en los siguientes enlaces:

ITUNES: https://itunes.apple.com/es/album/mil…
AMAZON: https://www.amazon.es/Mil-Aventuras-W…
SPOTIFY: https://open.spotify.com/track/6vNyfC…

 

¡Calla, Candida, calla!

¿Sabes esos libros que cuando los empiezas y con tan solo leer un par de páginas intuyes que te atrapará?

¡Calla, Cándida, calla! de Maite Carranza publicado por Loqueleo es uno de ellos.
Una lectura refrescante dirigida a adolescentes y a todos aquellos que alguna vez lo hayais sido.

Maite Carranza consigue transportarte a los veranos de antaño y a los que se viven en los pueblos en la actualidad.
Escrito en primera persona, desde el punto de vista de una adolescente que no quiere ir a pasar las vacaciones con la abuela. Cándida, la protagonista, está convencida de que van a ser de lo más aburridas, pero tu como lector/a desde el principio intuyes que va a ser el verano de su vida.

¡Calla, Cándida, calla! Es una frase que se repite constantemente en la vida de Cándida, que como toda adolescente, cree que todo el mundo está en su contra. Desafiante y aunque algo tímida construye la historia a través de sus pensamientos…

Una novela costumbrista que nos habla de la vida, de sensaciones, secretos, mentiras, emociones y sentimientos de adolescentes aliñada con un toque de humor (que a mi personalmente me encanta).
Quien no ha conocido a uno de esos amores de verano «sumer love» que siempre quedaran en la retina y que recoje muy bien una frase extraída del libro:

“… la invadía una felicidad que siempre asociaría al verano, a la uva y a las fiestas mayores…”

La lectura de ¡Calla, Cándida, calla! te deja un buen sabor de boca. Te mantiene con una sonrisa perenne que a mi personalmente (como dice la frase que os he compartido) me ha hecho segregar endorfinas.

Esta es la psinopsis que lleva la contra del libro:

Cándida tiene claro que el verano es para disfrutar en compañía de las amigas del alma. Pero sus padres la envían a un pueblecito de La Rioja donde vive su abuela. Y lo peor: acompañada de sus hermanos Gustavo y Alicia. ¡Horror! ¿Hay algo más aburrido que unas vacaciones en familia, en un pueblo convencional y lleno de moscas? Cándida cree que no podrá soportarlo hasta que descubre a una pandilla de jóvenes, y, sobre todo, a Jan, el rastas más guapo del pueblo.

La editorial Loqueleo ofrece la posibilidad de leer la primeras páginas desde este enlace y una guía de lectura gratuita (registrándote en la web).

La editorial Cruïlla la publica en catalán: Calla, Càndida, calla!

Chascas y Mi abuela, la loca

Las abuelas son y serán siempre, como lo son los hijos, únicas e irrepetibles, pero estoy segura de que jamás habréis topado con una tan extravagante como la de “el Chascas” y que podéis descubrir leyéndole.

Mi abuela, la loca fue publicado en España hace unos meses por el sello editorial Birabiro en castellano y en catalán La iaia no hi toca con las ilustraciones originales de Patricio Betteo, encuadernada en cartoné a diferencia de las ediciones originales de Latinoamérica.

Mi abuela, la loca es sin habérselo propuesto un homenaje que José Ignacio Valenzuela (conocido como “Chascas”) a quién he tenido la gran suerte de poder entrevistar en la Feria del Libro de Madrid y también estar en su charla de Barcelona en Casa Anita junto a Jaume Centelles y Tina Vallés (traductora de la versión catalana).

El Chascas transmite entusiasmo cuando hablas con él, es cercano y ¡un encanto!

ESCUCHA LA ENTREVISTA A CHASCAS

Y es que la abuela del Chaschas era de lo más peculiar. En la entrevista nos habla de una abuela poeta que con más de noventa años seguía presumiendo de piernas vestida con minifalda, sombrero adornado con una pluma de color verde y que jamás salía de casa sin lucir un lunar postizo en su cara.

A el Chascas se le ilumina la cara y se le amplia la sonrisa al hablar de su abuela y cuando fue consciente de ello, tras diferentes entrevistas, decidió escribir una conferencia con sus respuestas que terminó siendo un libro: Mi abuela, la loca, cuando tecleó en el borrador “Capítulo 2”.

La contra del libro nos explica:

Mmm… Yo solo sé que mi abuela está loca. Ah, y que tiene la culpa de todo. Sí, ¡de todo! Siempre hay alguien culpable de que a uno le guste eso que tanto le gusta, o de que no le guste eso que nunca le ha gustado. El caso es que entre su peinado de Darth Vader, su obsesión de ganarse trofeos por los poemas que escribe y esa manía burlona de recitar versos a todo pulmón cuando bajo del autobús escolar, entre risotadas y con cara de trágame tierra (y todo para obligarme a entrar rápido a su casa), yo me estoy volviendo loco también.
Mis papás tienen un nuevo trabajo, y no tengo otra opción que quedarme por las tardes en casa de Petunia, mi abuela. Pero sospecho que algo se trae entre manos, y no me lo puedo perder…

Mi abuela, la loca es una novela como explica el Chascas en sus presentaciones que no la escribió: ¡La estornudó!
Una novela que sale de las entrañas y que llega justo ahí. A las entrañas… Porque se trata de un escrito narrado por un niño que te llega al alma, un niño que podría ser el mismo Chascas y su relación con su abuela la poeta. Nos cuenta que lo que sucece en el libro no es una autobiografía pero si una inspiración. De hecho su abuela solo le hizo una petición al saber que se iba a publicar el libre: que si “llevaba dibujitos” tenía que salir guapa (también nos comenta que no quedó muy conforme con su imagen del libro ya que era muy vanidosa).

Mi abuela, la loca, narra la relación entre un niño diferente, Vicente, y una abuela diferente, Petúnia, en la que se redescubren. Vicente aprende con su abuela a jugar con las palabras, descubre la belleza de la escritura, aprende a ver el mundo de otra manera (con los ojos cerrados) y a disfrutar de la vida desde la imaginación.

¿cómo dirías nube sin decir blanco y sin decir algodón? Me ayudó a pensar en lo que no se ve.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las ilustraciones de Patricio Betteo juegan un papel importante en el libro formando parte de la narración. El ilustrador juega con fundidos en negro, reforzando el contexto visual, cuando el protagonista tiene los ojos cerrados, y las realiza de manera que parece que es el mismo protagonista quién las ha dibujado.
Ello junto a la manera de redactar del Chascas hace que sientas que formas parte de la historia, te sumerjas en ella y la vivas en primera persona.

¿Y que soy? Soy solamente una persona que ve el mundo mejor con los ojos cerrados y que con el paso de los años aprendió a jugar tan bien con las palabras, que esa habilidad se convirtió en su profesión.

Un libro que despierta sentimientos y reflexiones diversas muy recomendable para trabajar diferentes valores y temáticas con los lectores  de 9 a 99 años: Poesía, la relación abuelos/nietos, la tolerancia con un protagonista “rarito” como dice el mismo autor o tratar un tema “tabú” como lo es la muerte sin hablar de ella explicitamente o la imaginación.

Lo bonito del libro, es que gracias al libro mi abuela va a vivir para siempre… (entrevista)

Lee el primer capítulo de “Mi abuela la loca”.

Lee el primer capítulo de “La iaia no hi toca”.

En la entrevista también nos habla de su última novela Hashtag publicada en Latinoamérica por Nube de Tinta y que esperamos que no tarde mucho en llegar a España (por el momento disponible en e-book).

Me gustaría despedir la reseña agradeciendote de nuevo Chascas que me abrieras un hueco en tu agenda y a Oriol y Mireia editores de BiraBiro tan gran descubrimiento.

¡Hasta pronto!

Verdad de Care Santos

Del latín: verĭtas, veritātis.
La palabra Verdad, es definida, entre diversas acepciones, por el Diccionario de la Real academia como: Realidad, existencia real de algo.

Care Santos acaba de presentar su última novela juvenil publicada por Edebé con este título: Verdad, que viene precedida por el Premio Edebé 2015: Mentira.

El pasado sábado acudí por “causalidad” a la presentación de Verdad en la Feria del Libro de Madrid, y tuve el gran honor de que Care me regalara su ejemplar con los pasajes que había seleccionado para la presentación marcados en lápiz. Tenía tantas ganas de leerlo que en mi viaje de vuelta a Barcelona en AVE, me lo leí del tirón. De la misma manera que Mentira me enganchó a la lectura desde la primera página, Verdad me atrapó de nuevo en la vida de Éric, el protagonista de los dos libros.

Os transcribo la psinopsis de la contraportada:

Absuelto del cargo de asesinato, del que fue injustamente acusado a los 14 años de edad, y una vez probada su inocencia, el ahora joven Eric sale del Correccional de Menores tras cuatro años de internamiento. Sin embargo, la reinserción en una sociedad cargada de prejuicios resultará una realidad todavía más dura: no volver a caer en la delincuencia cuando el entorno parece empeñado en ello, continuar los estudios, encontrar un trabajo,  alejarse de su barrio… Xenia le ayudó a superar unas barreras que creía infranqueables, pero… ¿será el amor una fuerza suficiente para superar las dificultades ahora?

Verdad, empieza justo donde terminó su predecesora. Cuando Éric sale en libertad del correccional y debe enfrentarse a la “vida real” fuera del lugar donde ha estado injustamente retenido durante cuatro largos años. Una historia dura cargada de prejuicios tan reales como los que podemos vivir en nuestro día a día.

Porque tal como comentaba Care en la presentación, ¿qué madre dejaría que su hija se relacionara con un expresidiario? ¿Cuantos empresarios estarían dispuestos a contratar a un joven que ha salido de la cárcel? Un montón de preguntas con una respuesta bastante frecuente (y por suerte no única): Ningun@.

Una historia que habla de reinserción social en un entorno difícil: una família desestructurada, un barrio en el que solo se respira delincuencia y droga. Mafias, estorsiones, sobornos y soledad… Mucha soledad, y también del valor del arrepentimiento.

Pero por suerte, Éric, el protagonista de Verdad es un chaval muy noble. Un chico que además de vivir un montón de miserias durante catorce años que le llevaron al correccional, ha descubierto el amor de Xenia a través de la lectura. De hecho la lectura fue lo que le liberó de su encierro y (este punto me agradó especialmente) en su vida también aparece, una bibliotecaria que tiene un papel bastante relevante (porque no todo iban a ser miserias…).

¡Y Xenia! A quién no puedo dejar al margen en esta reseña, aunque en este segundo libro pasa a tener un papel secundario. Para Éric, es la persona más importante en su vida. Ella consiguió su libertad y es su amor (prohibido) de nuevo de manera injusta… Xenia es el pilar que le mantiene las ganas de vivir y de luchar por ser “normal” en un mundo de violencia que ha vivido desde que nació.

Hacia el final del libro aparece Hugo, un chaval ciego que se convierte en el “flotador” que necesita Éric y que aparece cuando todo parece que se está hundiendo… Y que (explicado en primicia por la misma Care) será el nexo de unión con una nueva novela en la que será el principal protagonista. Care bromeaba con una conversación que había tenido con su hijo mayor (lector privilegiado de sus novelas juveniles) sobre el título del tercer libro de la saga después de Mentira y Verdad: No sé, Quizá…

Resto a la espera de ese tercer título ya que el protagonista Hugo te deja con ganas de más, de la misma manera que Éric y Xenia que siguen, como en el primer título, dejando su historia de amor… (y hasta aquí puedo leer;).

En un momento dado de la lectura Hugo y en otro también Elena (la bibliotecaria) le dicen a Éric que debería hacerse escritor…

“… Para ser escritor (le dice Elena), solo se necesita una historia que contar y muchas ganas de trabajar para hacerlo. Tú tienes ambas cosas… Deberías empezar a escribir tu historia enseguida…”

Y eso es lo que realmente es esta novela, y es que Verdad, parece salido de su puño y letra. La lectura consigue que vivas la vida de Éric en primera persona y eso es precisamente una de las cosas que te atrapa. Porque Éric narra su “Verdad”… En contraposición a su “Mentira” vivida en el primer libro.

Care Santos sabe conectar con el público a través de sus libros y de sus palabras. Así que además da animaros a leerla os animo a que vayais a una de sus presentaciones. Verdad es una novela juvenil recomendable también para adultos, ya que no existe barrera lectora ni edad, para los buenos libros.

Termino la reseña extrayendo una frase del libro que me ha gustado especialmente:

“… Me dieron ganas de preguntarle si le gustaba leer. También de contarle cuántas cosas había aprendido de los libros, empezando por ser feliz. Qúe horrible sería el mundo si nadie inventara las historias que nunca podremos vivir. Eso es la literatura: la posibilidad de ser aquello que no serás nunca en otra parte…” 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Verdad. Care Santos. Barcelona: Edebé, 2017. ISBN 9788468333151